Alimentación consciente

Este método de alimentación no tiene nada de novedoso, es más,se basa en la alimentación que ha seguido la humanidad desde las civilizaciones más antiguas.

Incorpora, entre otros métodos, la sabiduría energética sobre los alimentos de la Macrobiótica, que era una de las enseñanzas legendarias y prohibidas del Tao. Estos conocimientos, basados en siglos de atenta observación de la naturaleza, y largamente demostrados sus efectos curativos, nos contemplan como parte de un ser energético, la tierra. Con ella nos relacionamos, a través de nuestros intestinos, al igual que los árboles, estos son nuestras raíces, y a través de ellos absorbemos los nutrientes que la tierra fabrica para nosotros.

A través del sistema nervioso central, nos relacionamos con el mundo de la vibración, los sentimientos, la luz, los pensamientos, el mundo circundante y las estrellas. Ambas vibraciones son importantes a la hora de generar un proceso de vida en la salud o la enfermedad. Estudios recientes han demostrado que los pensamientos y sentimientos repercuten seriamente en nuestro sistema inmunológico. Es sin embargo frecuente olvidar que, a lo largo de nuestra existencia, la interacción más íntima que tenemos con otro organismo del planeta es al comer. Lo ingerido pasará a formar parte nuestra para siempre, y no solo su composición química sino su carga energética.

Pero ¿que ocurriría si nuestra dieta actual careciese casi totalmente de alimentos naturales procedentes de la tierra?,¿Perderíamos nuestras raíces?, ¿tal vez nos olvidaríamos de nuestro lugar en el ciclo de la vida, para vivir la paranoia mental de sociedad que hemos creado? Hoy consumimos cultivos artificiales, productos manufacturados, procesados, congelados, llenos de sustancias químicas que el cuerpo no reconoce.

Nos ha llevado años de evolución el poder asimilar los productos naturales, y de la noche a la mañana pretendemos alimentar a nuestro cuerpo, con productos extraños inventados hace menos de 60 años en un laboratorio. No hace falta ser muy inteligente para deducir que, por lógica, estamos más enfermos que antes, pensemos por un momento… si en el pasado, sin hospitales, ni antibióticos, ni los avances de hoy día hubiera habido el índice de enfermedad y cesáreas de hoy en día, sencillamente, hace tiempo que nos habríamos extinguido.

No existe en el mundo animal un índice de desequilibrio y enfermedad tan alto como en nuestra sociedad actual. Esto es propio de los desequilibrios y locuras alimenticias que hacemos, unido además a nuestro insano modo de vida. La verdadera medicina la llevamos incorporada "de serie", es nuestro sistema inmunológico y el cuerpo tiene una capacidad curativa impresionante si se le permite y ayuda, claro está.

¿De qué forma?, comiendo de acuerdo con la naturaleza, productos que tengan energía vital, como un grano de cereal integral, frutas y verduras cultivadas de forma natural, legumbres, frutos secos, productos del mar….

¿Cuál es la diferencia entre comer arroz integral en grano o pan? Si echamos a la tierra arroz crecerá una planta, nueva vida, si hago lo mismo con la harina, no crecerá nada, la energía vital se perdió en el camino.¿Y si nuestro cuerpo energético se alimentara precisamente de esta energía vital y no solo de hidratos de carbono como se dedujo en laboratorios?

¿Como podemos comer mejor? Recuperando la sabiduría ancestral y el sentido común. En la historia de la evolución se da una curiosa sincronía o casualidad, aparecen justo los cereales a la vez que los primeros homínidos, antes no había… esto es un lenguaje muy claro de la naturaleza, curioso por otro lado la "casualidad" de que en los cereales integrales se encuentren todas las vitaminas que nutren el cerebro. Fue sobre el cultivo de ellos, que se crearon las primeras civilizaciones, el lenguaje escrito, la evolución de la conciencia. Y curioso que si todo el grano que se cultiva en el planeta se dedicara a alimentación humana, habría comida de sobra, y digo de sobra, para toda la humanidad.

Descubrieron los Taoistas que los órganos se relacionan con las estaciones, y con los alimentos. Verificaron que a cada conjunto de órganos corresponde un chackra o punto energético, estos centros energéticos cuando están equilibrados producen emociones positivas, cuando se encuentran bloqueados o en desequilibrio, las opuestas o negativas.

Expondré un pequeño ejemplo de lo que enseño en mis cursos:
Hay alimentos que nutren los riñones y otros que los bloquean: en ellos está la emoción del coraje y la confianza en la vida. En el lado negativo los miedos y la timidez.

Lo mismo con el hígado en el que está la flexibilidad y la paciencia o, en el lado negativo, la ira e impaciencia. O el corazón, seriamente dañado por la dieta actual rica en colesterol y grasas saturadas, en él se encuentran nada menos que el amor, la alegría la empatía y en el otro extremo, el egoísmo, la crueldad, la indolencia, y yo pregunto… ¿¿¡¡Tal vez sanando nuestros corazones con una alimentación que los desbloquee de sus excesos, podamos vivir en un mundo más justo y pacífico!!??

¡¡Te invito a reaprender el lenguaje secreto de los alimentos, la alquimia de la cocina sabia!! Descubrirás que es un camino que comienza en la mejora de la salud y la vitalidad para terminar llevándote al centro mismo de tu esencia y tu conciencia, así como a crear una vida y un mundo más armonioso, respetuoso y feliz!!

¡¡Merece la pena intentarlo!!

an image

"Comprometida con la madre tierra y la expansión del amor y de la luz."

an image

"Estas son las paginas Web afines que recomiendo"

an image

"Estos son los videos y libros afines que recomiendo"